Aparcado por Universal tras los múltiples tiroteos ocurridos en agosto del año pasado en Texas, California, y Ohio, y que causaron cerca de un centenar de muertos, llega un total WTF elevado a la enésima potencia. Esto es La caza (The Hunt), la controvertida, macarra, extrema, gloriosa y divertida historia inconcebible escrita por Nick Cuse y Damon Lindelof para Craig Zobel, director, y Blumhouse, ¿quién si no?

Para hablar de La caza, y como punto de partida, debemos indicar que al frente está un equipo bregado en "Westworld", "The Leftovers" o "Watchmen". Cuse, aprendiz, y Lindelof, maestro, se han sacado de la manga una historia apoyada en la actualidad, en los mentideros de Reddit, Twitter o YouTube, en las fake news y en lo que provocan los famosos leaks (gamergate, celebgate y otros tantos). Por otro lado tenemos a Zobel, conocido de los guionistas y director de Compliance o Z for Zachariah, amén de episodios en las mentadas series. Sólo Blumhouse podía apadrinar esta salida de tono, démosle gracias. De ahí en adelante La caza es una constante sorpresa, suficientemente gore como para convencer al deseoso de carnaza, cómica dentro de la salvajada que se propone, y sorprendente por el constante giro de acontecimientos que plasma. Pero ojo, La caza no es un rip off de La noche de las bestia (The Purge), para nada, tiene su propia personalidad, que sumada a la polémica y castigo sufrido en septiembre del año pasado, la encumbra ya a film de culto.

En esta historia sin freno, ni falta que le hace, tenemos a una deslumbrante y psicotrónica Betty Gilpin, la brutal wrestler fémina Debbie de "GLOW". Junto a ella, pero al otro lado del cuadrilátero, figura Hilary Swank, actriz top que recupera poder tras un tiempo por ahí medio perdida (I Am Mother moló, Logan Lucky moló… pero no recibe lo que merece) y que de alguna forma recuerda su personaje al encarnado por Sigourney Weaver en la igualmente icónica La cabaña del bosque (The Cabin in the Woods). El resto es imposible de contar sin entrar en el terreno SPOILER. La caza no se quiere ocultar, te suelta en el campo de batalla y de buenas a primeras uno se encuentra en medio de una caza al hombre que bebe de muchos clásicos. Minuto a minuto ocurre algo inesperado, se produce un giro impensable y el regocijo del espectador es mayor. La caza es una serie B genial que merece desde YA un puesto en esa lista de must have o must see que todo fan de la rarezas tiene en su corazón.

Cartel de The Hunt, un poco de recochineo
Cartel de The Hunt, un poco de recochineo