En estos tiempos de esperanza llegan, de vez en cuando, tristes noticias. Esta vez el que nos deja es el mítico Yaphet Kotto a los 81 años de edad.

Secundario de lujo, actor como la copa de un pino, rostro rudo y perfecto para encarnar a personajes con tono salvaje o perpetuamente malhumorados. Yaphet Kotto, inmejorable nombre, plantó caro a todo tipo de héroes, antihéroes y terroríficos villanos. Kotto fue el explosivo y vudú villano Dr. Kananga / Mr. Big en la aventura James Bond, en la era Roger Moore, Vive y deja morir (Live and Let Die). Kotto fue también el protestón operario Parker en Alien, el octavo pasajero (Alien), donde no sólo se puso cara a cara con la criatura… si no que tuvo que zurrarle hasta arrancar la cabeza al androide Ash. Y en el universo de los antihéroes, Kotto fue Alonzo Mosely, el genial agente del FBI y sufridor digno del "Un, dos, tres", en la maravillosa y macarra Huida a medianoche (Midgnith Run). Nunca un agente del FBI perdió gafas, y robó tabaco, de forma tan extraordinaria.

Yaphet Kotto vs. Alien
Yaphet Kotto vs. Alien

Pero Kotto fue más que estos tres personajes. Acompañó a Robert Redford en la carcelaria Brubaker, donde compartió faena con gente como Murray Hamilton, Joe Spinell o Everett McGill, jugó al juego más peligroso en Perseguido (The Running Man), donde se cruzó en el destino del mismísimo Arnold Schwarzenegger, y también probó suerte contra Robert Englund en Pesadilla final: La muerte de Freddy (Freddy’s Dead: The Final Nightmare), o en la marciana e invasora Alguien mueve los hilos (The Puppet Masters). Muchos otros papeles le contemplaron. Otra gran pérdida.

Yaphet Kotto vs. James Bond (fuera de plano)
Yaphet Kotto vs. James Bond (fuera de plano)