Guy Ritchie regresa, ese Guy Ritchie. Con The Gentlemen el director británico pretende volver a ser el mismo que parió ese par de joyas tituladas Lock & Stock (Lock, Stock and Two Smoking Barrels) y Snatch: Cerdos y diamantes (Snatch), que mantuvo su marca con Revolver y RocknRolla, y que se pasó al blockbuster por la puerta grande reinventando el género, Sherlock Holmes, para comenzar a estancarse con Sherlock Holmes: Juego de sombras (Sherlock Holmes: A Game of Shadows), Operación U.N.C.L.E. (The Man from U.N.C.L.E.), Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (King Arthur: Legend of the Sword), y Aladdin. El bueno de Ritchie añora el cine de gángsters, el cine de dientes de oro, de macarras, de tráfico de drogas, de líos infinitos y jugarretas imposibles. Eso pretende ser The Gentlemen, y esperemos que lo consiga. Mimbres los tiene, los suyos propios, y el reparto que le acompaña… carajo. Matthew McConaughey, Charlie Hunnam, Henry Golding, Michelle Dockery, Jeremy Strong, Eddie Marsan, Colin Farrel y Hugh Grant.

En The Gentlemen, más o menos, el capo de la droga Mickey Pearson (McConaughey), estadounidense con un marcado estilo británico, intenta vender su imperio de marihuana a una dinastía de multimillonarios procedentes de Oklahoma. Cuando se corre la voz de su pretendida partida se desencadenan tramas, planes, sobornos y chantajes en un intento de robarle su dominio…

The Gentlemen... el primer póster
The Gentlemen… el primer póster