Pues aprovechando la presentación sin muchas sorpresas de Bond 25 (un poco más abajo), seguimos sin título, Sony Pictures ha decidido presentarnos el nuevo trailer de Men in Black: International de F. Gary Gray… por duplicado. Tenemos ración doble, y una de ellas ya doblada, de Chris Hemsworth, Liam Neeson, Tessa Thompson y Rebecca Ferguson, amén de Emma Thompson. Tiene sus detalles de humor, su gracia, su elaborada propuesta visual, pero por ahora le falta algo… no sé… echo de menos a Tommy Lee Jones con esa cara de palo y la frescura del personaje de Will Smith en aquella primera parte, o incluso en la tercera que también estaba bien con el rostro igualmente de palo de Josh Brolin. Aquí un trailer…

Aquí el otro…

Y aquí uno más que es doblado de alguno de los dos de arriba…

Un nuevo cartel de Men in Black: International, bueno
Un nuevo cartel de Men in Black: International, bueno

Ah, y sobre Bond 25. El reparto confirmado es, en gran parte, el mismo que sabíamos ayer. Se confirma el regreso de Ralph Fiennes, Léa Seydoux, Naomie Harris, Ben Whishaw, Rory Kinnear y Jeffrey Wrigh. Como novedad tendremos los rostros de Dali Benssalah, Billy Magnussen ("Maniac"), Ana De Armas (Blade Runner 2049), David Dencik (El topo), Lashanna Lynch (Capitana Marvel) y Rami Malek, el gran villano ya oficial (se sabía desde febrero), con Daniel Craig de nuevo como James Bond.

A los mandos Cary Fukanaga, guión de Neal Purvis, Robert Wade, Scott Z. Burns y Phoebe Waller-Bridge (rumor a mediados de abril). Se rodará en Jamaica, Noruega, en los estudios Pinewood, localizaciones de Londres y un pequeño pueblo llamado Matera en Italia. Ojo, se rodará con cámaras IMAX (la primera de la saga).

Pero lo nuevo realmente es la primera sinopsis del film…

Bond (Craig) ha dejado el servicio activo y está disfrutando de una vida tranquila en Jamaica. Su paz es efímera cuando su viejo amigo Felix Leiter (Wright) de la CIA aparece pidiendo ayuda. La misión de rescatar a un científico secuestrado resulta ser mucho más traicionera de lo esperado, llevando a Bond a la pista de un misterioso villano (Malek) armado con una nueva y peligrosa tecnología.