El pasado 5 de marzo salió a la venta desde la Editorial Planeta el cuarto libro de Marc Pastor, un criminólogo y policía científico de los Mossos d’Esquadra nacido en Barcelona el año del estreno de Star Wars, se nota que somos de buen año, pero que en el fondo trasciende y bivive como gran explorador culturalmente disperso. Tras zurrarse con los nazis en su opera prima "Montecristo" (2007), profundizó en temáticas más polémicas y peliagudas al llevar a relato, "La mala mujer" (2009), un caso real que sacudió la Barcelona de principios del siglo pasado, esa en la que vivió Enriqueta Martí i Ripollés, mujer conocida como "la vampira del carrer de Ponent" y que fue acusada de secuestrar y asesinar niños para comerciar con sus restos. Esta obra fue merecedora del primer Premi Crims de Tinta de novela negra, lo que sirvió para que un año más tarde Pastor publicara nuevamente con RBA "El año de la Plaga" (2010), obra de ciencia ficción que traslada a la ciudad condal una serie de acontecimientos que beben directamente del clásico del género La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1956) del gran Don Siegel. Esa novela me sirvió además para conocer personalmente a Marc Pastor y descubrir una persona majísima y un soñador que como el que escribe se ha empapado de cultura popular desde el mismo momento en el que salió del útero de su madre.

Pues nada, han tenido que pasar tres años para que "Bioko" haya visto la luz, y esta vez Moisés Corvo, 20 años más joven que ese inspector que en "La mala mujer" trataba de resolver las extrañas desapariciones de niños en Barcelona, comienza su aventura como joven bravucón, libertino, tramposo y bebedor que vive como problemático soldado en Villa Cisneros, ciudad del Protectorado Español de Marruecos en las primeras décadas del siglo XX. A partir de ahí Pastor nos lleva de viaje a Fernando Poo, la antigua colonia española del golfo de Guinea y cárcel natural en la que confinar a todos aquellos a los que se le niega el futuro. Nada hará pensar a Corvo que su estancia en Bioko, nombre con el que los nativos conocen la isla, se convertirá en la peor de sus pesadillas. Pero los misterios que oculta el lugar también afectarán a los miembros de un comando de la compañía británica Woodsboro Fields Co., ¿notáis lo culturalmente disperso que es el señor Pastor?, que en el presente son enviados a Fernando Poo a buscar un gran secreto.

Bueno, no voy a decir nada más porque "Bioko" merece ser disfrutada de principio a fin. En mi caso me hallo inmerso en la tarea de su lectura pero ya aprovecho para anunciaros que el 12 de abril a las 20:00 se celebrará el Sexagésimo Sexto Concurso Uruloki: nos vamos de viaje a Fernando Poo, en el que regalaré un ejemplar de la novela de Marc Pastor.

La magistral portada de Bioko, obra de Oriol Malet
La magistral portada de Bioko, obra de Oriol Malet

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...