El problema de hacer un remake de un film, reconozcámoslo, de culto, es que las comparaciones son siempre odiosas. En estas llega Eli Roth, amo del torture porn y maestro del gore mainstream moderno, a los mandos de un remake discutible como el de El justiciero de la ciudad (Death Wish) de Michael Winner, el film de 1974 protagonizado por un desbocado Charles Bronson en modo amo de la noche y rey de la venganza sangrienta. Pero claro, hay una novela por detrás, escrita por Brian Garfield, y por lo tanto la narración puede cambiar a gusto de la verdadera necesidad de los productores, director y guionistas. Esta vez Bruce Willis es Charles Bronson y Vincent D’Onofrio uno de los grandes que le acompañan, junto a Elizabeth Shue o Camila Morrone. Con guión del mago Joe Carnahan nada puede salir mal…

Cuenta Roth que como ejemplo ha tomado películas como Sin perdón (Unforguiven) o las más recientes Sicario y Veganza (Taken). Por lo tanto, desde luego los mimbres están ahí, y quiero ver ya la versión R de este trailer porque, ojo, Death Wish es R y en el trailer no vemos ni una gota de sangre, que la habrá como que Roth se llama Roth. La película simple… un marido se transforma en una máquina de matar cuando su familia sufre la mayor de las vejaciones posibles.

Simple, muy simple, el primer cartel de Death Wish
Simple, muy simple, el primer cartel de Death Wish