A golpe de domingo, y tras pasar el día visitando Ronda, es momento de echar un vistazo rápido a cosas curiosas que han animado el fin de semana.

Por ejemplo, Todd Phillips comparte una nueva imagen de Joker y confirma que el film que ha rodado junto a Joaquin Phoenix será clasificado R. En uno de los comentarios de esta entrada Phillips afirma este hecho a la pregunta de un fan acerca de cómo clasificará la MPAA el film. Una R implica muchas cosas, y como ya se supuraba en el primer teaser de Joker, es el camino correcto que debe seguirse para contar la historia de este siniestro personaje… que de bueno no tiene un pelo. Y ojo, porque la R en el cine comiquero no es tan rara, si bien el mayor éxito económico de este género con esta clasificación es Deadpool y su secuela, ahí también están grandes joyas como Watchmen, Sin City, 300, Camino a la perdición (Road to Perdition), Una historia de violencia (A History of Violence), Dredd, Kick-Ass, o V de Vendetta (V for Vendetta)… aunque podríamos ir más hacia atrás con El cuervo (The Crow), From Hell o Heavy Metal. Vamos, que no debería sorprendernos… al contrario, es lo lógico.

Ver esta publicación en Instagram

Finishing touches.

Una publicación compartida de Todd Phillips (@toddphillips1) el

Y hablando de clasificación R, el genio Lee Hardcastle, cineasta especializado en el stop-motion gore, ha hecho un trabajito para Orion y, más concretamente, para promocionar Child’s Play… para guardar con el resto de trabajos de Hardcastle, una pena que no se prodigue más.

Para terminar comentar que Guillermo del Toro se ha quedado sin opción Leonardo DiCaprio para el remake de El callejón de las almas perdidas (Nightmare Alley). Según cuentan en Variety al final no se pudo llegar a un acuerdo con DiCaprio, por lo que se descartó la opción. Sin embargo Fox Searchlight no ha tardado nada en moverse y ya ha tanteado a Bradley Cooper. El tema es que las negociaciones avanzan nuevamente y habrá que estar atento para ver si Cooper recoge el testigo y se transforma en este estafador que decide unirse a una pitonisa de una feria ambulante (y posteriormente a una psicóloga) para engañar a personas adineradas pero al tiempo bastante crédulas.