• Star Wars: Episode VII Trailer – George Lucas’ Special Edition y otras chorradas tras el lanzamiento del primer teaser de Star Wars: The Force Awakens
  • El primer trailer de Star Wars: The Force Awakens, se te caerá la baba lo quieras o no!
  • La Fox da luz verde a Independence Day 2 (en el verano del 2016 la veremos)
  • Un nuevo trailer de Kingsman: el Servicio Secreto y cuatro carteles con un culo en primer plano
  • Parece ser que Matthew McConaughey podría transformarse en Randall Flagg en la múltiple The Stand
  • Jurassic World, el señor trailer ya está aquí!
  • ¿Cómo veríais a Christoph Waltz si este fuera Ernst Stavros Blofeld en Bond 24?
  • Oscar Isaac será el final boss de X-Men: Apocalypse de Bryan Singer
  • El teaser del teaser del Jurassic World, el teaser verdadero en Acción de Gracias
  • Paul Greengrass fichado como director de la nueva versión para el cine de 1984 de George Orwell
  • Se ve que Chris Pratt compartirá tres personalidades diferentes en Cowboy Ninja Viking
  • Viajando en el tiempo con Project Almanac gracias a un trailer y un cartel
  • El canal FX apuesta por llevar a la pequeña pantalla From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell
  • El nuevo cartel de Chappie tiene aroma español
  • WTF: Universal juega con fuego y dice que quitará el terror a su monsterverso!
  • ÚLTIMA HORA! Daniel Brühl se adentra en Captain America: Civil War como ¿el gran villano?, ¿y quién?
Personalísimo


Vamos a ser como el resto y aprovecho una entrada para indicar este top 10 de películas de Sitges 2014 que creo no os deberíais perder bajo ningún concepto. Me dejo unas cuantas pero esto es lo malo de los top, que es complicado hacer una selección. No obstante al final de la entrada cito esas otras que molan y que espero que tengáis la oportunidad de disfrutar algún día.

#1 The Guest de Adam Wingard, con guión de Simon Barret y protagonizada por Dan Stevens. Cine de acción sin reparos y con mucho carisma. Cuando el mal cae bien se disfruta más la peli. Joyita.

The Guest

#2 Realite de Quentin Dupieux. Surrealismo último modelo. Cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del… para volverse loco.

Réalité

#3 What We Do in the Shadows de Taika Waititi y Jemaine Clement. Porque ser vampiro no es tan sencillo como parece nada mejor que un mockumentary para darse cuenta de ello.

What We Do in the Shadows

#4 Tusk de Kevin Smith. El hombre es un lobo para el hombre… o bueno, quizás deberíamos alterar la famosa frase anotando el nuevo puesto que se gana por derecho la morsa. Michael Parks definitivo.

Tusk

#5 It Follows de Robert Mitchell. Cuando las enfermedades de transmisión sexual se juntan con el terror más carpenteriano obtienes esto. El terror paciente puede ser el más puñetero.

It Follows

#6 Cold in July de Jim Mickle. Una historia que se transforma para acabar derivando en un despiporre a lo Walter Hill o Sam Peckinpah. Tres figuras como Michael C. Hall, Sam Shepard y Don Johnson se apuntan a un thriller cambiante.

Cold in July

#7 I Origins de Mike Cahill. Ciencia, ficción y espiritualidad… ese momento en el que todo se junta y no sabes qué camino seguir.

I Origins

#8 The Babadook de Jennifer Kent. Terror del bueno, de ese que te desespera y donde puedes pasarlo mal viendo como los sufridores de turno, sobre todo la madre, se van deshaciendo física y mentalmente ante el desquicie de lo que les acosa.

The Babadook

#9 In Order of Disappearance de Hans Petter Moland. Nunca un bodycount fue tan divertido. Vale la pena pasar frío viendo la peli con tal de echarse unas risas ante el cementerio que se construye.

In order of Disappearance

#10 Young Ones de Jake Paltrow. ¿What if Sergio Leone estuviera vivo? Igual tampoco es para tanto, que no lo será, pero Paltrow bebe directamente de la fuente pausada de Hasta que llegó su hora.

Young Ones

Mención especial no para un estreno, si no para una remasterización para cines de pantalla grande como la de Carga Maldita (Sorcerer, 1977) de William Friedkin. Maravillosa, hacía tiempo que no lo pasaba tan mal en el cine, contiene momentos de tanta tensión que la incomodidad llega a ser insoportable.

Otras que no os debeís perder… Predestination (2014), CUB (Welp, 2014), Musarañas (2014), ’71 (2014), Starred Up (2013), These Final Hours (2013), La French (2014), Relatos salvajes (2014), The Signal (2014) o When Animals Dreams (Når dyrene drømmer, 2014).

 

Pues otra triste noticia para contar. Richard Kiel, el gigante de casi 2,20 metros de estatura, y al que pudimos ver como la bestia parda Tiburón en La espía que me amó (The Spy Who Loved Me, 1977) y Moonraker (1979), aquí en un tono un pelín más rebajado, ha fallecido a la edad de 74 años. Kiel era uno de esos actores impensables, destinados a papeles especiales que pululó por series de televisión como Dimensión desconocida ("The Twilight Zone", 1959-1964), "El agente de CIPOL" ("The Man from U.N.C.L.E.", 1964–1968), "Jim West" ("The Wild Wild West", 1965–1969) o "Land of the Lost" (1974–1977). Pero su vinculación al cine fue más allá. Si bien su gran papel fue el de uno de los míticos secuaces del universo James Bond, el mencionado Tiburón que opta al número 1 con otros grandes como Oddjob (Harold Sakata) o Nick Nack (Hervè Villechaize), también le pudimos ver en otras grandes pelis como El jinete pálido (Pale Rider, 1985) donde no solo compartió pantalla con Clint Eastwood, si no también con un jovenzuelo Chris Penn. Una vida prolífica en aspectos secundarios, su destino en esto del mundo cine, será recordar por el fan gracias a su impagable sonrisa…

Tiburón (Richard Kiel) siempre tratando de dar sopas con onda a James Bond (Roger Moore)
Tiburón (Richard Kiel) siempre tratando de dar sopas con onda a James Bond (Roger Moore)

Publicado por Uruloki en
 

Otra de esas noticias que no por inesperadas dejan de ser tristes. El gran Lord Richard Attenborough, recordado por la gran mayoría por encarnar a John Hammond en la saga Parque Jurásico, ha fallecido a la edad de 90 años. No obstante más deberíamos recordarlo por sus participaciones como actor en La gran evasión (The Great Scape, 1963), El vuelo del Fénix (The Flight of the Phoenix, 1965), El Yang-Tsé en llamas (The Sand Pebbles, 1966) o El estrangulador de Rillington Place (10 Rillington Place, 1971) o por ser el responsable de grandes films de la historia del cine como Un puente lejano (A Bridge Too Far, 1977), Gandhi (1982), Grita libertad (Cry Freedom, 1987), Chaplin (1992) o Tierras de penumbra (Shadowlands, 1993). En fin, otro de esos mitos que se nos va… el 2014 está sembrado de grandes recuerdos a clásicos que nos han acompañado a lo largo de muchísimos años.

Se despide Richard Attenborough
Se despide Richard Attenborough

Publicado por Uruloki en
 

Lauren Bacall (1924-2014)

Publicado por Uruloki en
 

Es tarde, muy tarde, pero hay veces que el trabajo te consume y salvo momentos puntuales no hay tiempo para nada. Esta pasada madrugada el mundo del cine se quedaba estupefacto y huérfano ante la noticia del inesperado fallecimiento de Robin Williams. Con 63 años a sus espaldas, el siempre alegre actor, rey de las mil voces, capaz de sacarnos una sonrisa gracias a su amable y entrañable rostro, decía basta poniendo fin a una vida donde no todo era lo que parecía. Hollywood es muy perro, y el alcohol, las depresiones, las drogas y otras lindezas marca de ese imparable ritmo de vida y constante éxito pueden ser bastante definitivas. Aun así sorprende que Williams haya decidido dar este cruel paso con 63 años y con una vida plena en lo profesional.

Eso si, antes de decir sus últimas palabras el bueno de Williams nos ha dejado papeles casi históricos como el Parry de El rey pescador (The Fisher King, 1991), el profesor John Keating de El club de los poetas muertos (Dead Poet Society, 1989), el periodista y animador Adrian Cronauer de Good Morning, Vietnam (1987), la voz del genio de Aladdin (1992), la increíble evolución de Daniel Hillard en la Señora Doubtfire (Mrs. Doubtfire, 1993) o el psicólogo casi padre Sean Maguire de El indomable Will Hunting (Good Will Hunting, 1997). Un actor dotado como pocos para la comedia que sin embargo jugó muchas otras cartas y del que también uno se tiene que quedar con el glorioso papel de padre homosexual de Una jaula de grillos (The Birdcage, 1996), el psicokiller de Insomnio (Insomnia, 2002) y el no menos enfermizo de Retratos de una obsesión (One Hour Photo, 2002), por no recordar su acomodación al género más fantasioso e inconcebible con El hombre bicentenario (Bicentennial Man, 1999), menuda sesión de maquillaje, Jumanji (1995), Hook: el capitán Garfio (Hook, 1991), Más allá de los sueños (What Dreams May Come, 1998) o la insuperablemente imposible Las aventuras del barón Munchausen (The Adventures of Baron Munchausen, 1988). Hasta se atrevió con el cine comiquero cuando no era la época… Popeye (1980).

En fin, una gran pena. Las cosas nunca son lo que parecen…

You're only given one little spark of madness. You mustn't lose it
You’re only given one little spark of madness. You mustn’t lose it

Publicado por Uruloki en
 

Estaba ayer de paseo por Londres, unos días de asueto que me he tomado, y en un momento de wifi gratis recibía un WhatsApp del bueno de Alberto Hortas de 4 Ojos Estudio… “Murió Dick Smith!!!” me decía. Triste pero esperada noticia. Una de las cosas que más me han llamado la atención de este mundo, y razón por la que conocí a Alberto y otra gente del sector, han sido los efectos especiales. En pleno apogeo de la era digital, y se que soy muy pesado, suelo mostrar mi constante desacuerdo con los excesos de uso del CGI para lograr trucos que no hace tanto, los 80 y 90 están ahí al lado, se conseguían con gran esmero gracias a la espuma de látex, la silicona o los animatronics. Dick Smith fue uno de los padres, si no el padre, de la gran mayoría de técnicas que a lo largo de muchas décadas poblaron las mejores producciones del Hollywood moderno. De su centro de formación, donde el propio Smith impartía clases magistrales donde explicaba los trucos del negocio, salieron grandes maestros como Rick Baker, Tom Savini, Steve Johnson y un larguísimo etcétera de personas que se han dedicado a modelar nuestra imaginación en pantalla grande. Smith por su parte fue el responsable de la creación de los efectos de films como Amadeus (1984), en donde envejeció a F. Murray Abraham de forma incomparable, Pequeño gran hombre (Little Big Man, 1970), la misma técnica pero en este caso para dejar a Dustin Hoffman como una uva pasa, o El exorcista (The Exorcist, 1973), otro grandioso despliegue de inventiva e innovación para dar forma a todo lo visto en el icónico film de William Friedkin (ya no sólo la transformación completa de Reagan, si no el aspecto del Padre Merrin). El padrino (The Godfather, 1972), Taxi Driver (1976), La centinela (The Sentinel, 1977), El cazador (The Deer Hunter, 1978), Scanners (1981) – aquí como consultor de Chris Wallas -, Starman. El hombre de las estrellas (Starman, 1984) o Viaje alucinante al fondo de la mente (Altered States, 1980). En fin, uno de los más grandes del sector y un mito al que pudimos ver como le otorgaban un emotivo premio no hace mucho.

Aquí el tweet de Rick Baker anunciando la triste noticia:

Aquí Dick Smith junto a la escultura hecha por Kazuhiro Tsuji:

Dick Smith junto a la escultura hecha por Kazuhiro Tsuji

Publicado por Uruloki en
 

Me acabo de quedar de piedra al leer en la web del diario El Correo que ha fallecido el actor Álex Angulo en un accidente de tráfico en el municipio de Fuenmayor, La Rioja. Debemos decir adiós por lo tanto al Padre Berriatúa de la catártica El día de la bestia (1995), al killer on the loose del mítico corto "Mirindas asesinas" (1991) o al mutante Alex Abadie de Acción mutante (1993). Uno de los rostros clásicos de la cinematografía española del último par de décadas trabajó con muchos nombres conocidos de nuestro cine como Fernando Colomo, Pedro Almodóvar, Óscar Aibar o Guillermo del Toro, pero fue con Álex de la Iglesia con quien se consagró participando en sus años más gamberros a principios de los 90. Gracias a este último optó al Goya por sus papeles en El día de la bestia, Muertos de Risa (1999) y con Aibar volvió a luchar por los grandes premios gracias a El Gran Vázquez (2010).

Jose María y el padre Berriatúa, Santiago Segura y Álex Angulo para el recuerdo
Jose María y el padre Berriatúa, Santiago Segura y Álex Angulo para el recuerdo

Publicado por Uruloki en
 

Y un nuevo fallecimiento de uno de los clásicos de Hollywood de otra era. Cuentan hoy en todos los medios cinematográficos al otro lado del charco que el carismático James Garner ha fallecido a los 86 años de edad. Probablemente uno de los actores más polivalentes de su época será eternamente recordado por el western televisivo "Maverick" (1957–1962), que revivió junto a Mel Gibson en formato comedia hace ahora 20 años, pero más aun, al menos en mi caso, por ser el fugillas consigo todo lo que quieras Hendley de la obra maestra La gran evasión (The Great Escape, 1963) de John Sturges.

Brett Maverick, por mis pistolas
Bret Maverick, por mis pistolas

Reinventado en los ochenta para el musical y la comedia en la no menos fantástica ¿Víctor o Victoria? (Victor Victoria, 1982), su porte y buena facha le llevaron anteriormente a enfrentarse con Doris Day en la comedia romance Su pequeña aventura (The Thrill of It All, 1963) o pegar tiros en el lejano oeste en La hora de las pistolas (Hour of the Gun, 1967) o Duelo en Diablo (Duel at Diablo, 1966). Tan polivalente era que protagonizó junto a Audrey Hepburn y Shirley MacLaine la muy espinosa La calumnia (The Children’s Hour, 1961) de William Wyler e incluso cumplió con nota muy alta en la oscarizada Grand Prix (1966), ahora que medio mundo babea con la F1.

Le pedías algo a Hendley y como buen proveedor ahí lo tenías
Le pedías algo a Hendley y como buen proveedor ahí lo tenías

Y más que se podría decir… el drama de guerra La americanización de Emily (The Americanization of Emily, 1964) de Arthur Hiller, la serie de televisión "Los casos de Rockford" ("The Rockford Files", 1974–1980) o la pobretona Asesinato en Beverly Hills (Sunset, 1988). Salto en el tiempo para volver a las andadas con la ya mencionada adaptación a cines de su serie Maverick (1994), Al caer el sol (Twilight, 1998) con Paul Newman, Susan Sarandon y Gene Hackman o la mitiquísima Space Cowboys (2000) en la que se cruzó con un buen pack de veteranos como Clint Eastwood, Tommy Lee Jones o Donald Sutherland, con dos de ellos hasta compartía edad, cosa que da que pensar.

Planos de cámara fastuosos los de Grand Prix
Planos de cámara fastuosos los de Grand Prix

Su última participación a destacar en la muy recomendable El diario de Noa (The Notebook, 2004). En fin, se sigue extinguiendo una generación de actores para el recuerdo.

Publicado por Uruloki en
 

El gran Eli Wallach ha fallecido. 98 años contemplaban a este actor que en su era más dorada se puso en la piel de míticos forajidos del lejano oeste como Calvera en Los siete magníficos (The Seven Magnificent, 1960) de John Sturges o Tuco "el feo" en El bueno, el feo y el malo (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966) de Sergio Leone, aunque antes había trabajado con los grandes como en Baby Doll (1956) de Elia Kazan. Actor de reparto de lujo con un rostro inconfundible y marcado por una mueca eterna revivió a edad tardía en obras maestras como El padrino. Parte III (The Godfather: Part III, 1990), el falso de Don Altobello, o El escritor (The Ghost Writer, 2010), aquel ermitaño que se encuentra el personaje de Ewan McGregor en una casa de la playa. Con una filmografía particularmente extensa también se le puede recordar, por comentar alguna más, en el clásico del terror La centinela (The Sentinel, 1977), la comedia de robos El cerebro (Le cerveau, 1969) junto a David Niven, o el western El oro de Mackenna (Mackenna’s Gold, 1969). Un clásico que casi llegó al siglo…

Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez AKA Eli Wallach
Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez AKA Eli Wallach

Y si, Eli Wallach también fue Mr. Freeze en la mítica serie del "Batman" (1966-1968) de Adam West y Burt Ward. Solamente en un par de episodios, pero marcó al fandom

Mr. Freeze AKA Eli Wallach
Mr. Freeze AKA Eli Wallach

Publicado por Uruloki en
 

Tenía otra entrada pendiente de publicar pero acabo de quedarme en estado de shock. Ha fallecido H.R. Giger, la excéntrica, sexuada y grotesca mente tras la criatura del espacio exterior más increíble de la historia del cine de ciencia ficción y terror, además de un revolucionario en la concepción de escenografía inconcebible. Nacido en Suiza en 1940 bajo la inquisitiva tutela de un padre farmacéutico, Giger estaba predestinado como todo genio que se precie a ser un desastre en casa, con sus estudios y sus relaciones personales. Mientras tanto su mente, considerada por muchos como perturbada, creaba cosas impensables que con el tiempo acabarían siendo iconos culturales. De sus manos salió el xenomorfo de Alien, el octavo pasajero (Alien, 1979), y que le valió un Oscar que compartió con otros visionarios como Carlo Rambaldi, Brian Johnson, Nick Allder y Dennis Ayling. Fue también el padre de Sil en Species (1995), otra criatura que merced a sus tentáculos recordaba a aquel calenturiento Urotsukidoji. El mundo del videojuego también supo sacarle provecho con aquella obra raruna llamada "Dark Seed", y recientemente su participación en Prometheus (2012) nos sirvió para revivir el mito que a finales de los 70, 80 y 90 completó nuestras visiones más siniestras en el espacio exterior. Sus creaciones biomecánicas, las referencias sexuales en su arquitectura, sus extraños y siniestros dibujos… le debemos mucho y si veis el documental Jodorowsky’s Dune (2013) comprenderéis que le podríamos haber debido incluso lo indecible. Ha muerto un genio.

H.R. Giger trabajando sobre el Space Jokey de Alien, el octavo pasajero
H.R. Giger trabajando sobre el Space Jokey de Alien, el octavo pasajero

Parece ser que su fallecimiento se ha debido a que no pudo superar las heridas de una caída que sufrió recientemente.

Página 1 de 1712345...10...Última »