Personalísimo


Tras hacer el otro día un recorrido por las 14 del 2014, esas películas que creo merece la pena que echéis un vistazo cuando tengáis oportunidad (si no lo habéis hecho ya), es momento de darle una vuelta a los próximos 365 días, salvo que caiga en bisiesto, y tratar de poner sobre la mesa aquellos proyectos que podremos ver a lo largo del año en cines… y que nos harán tilín. Nuevamente en la lista hay proyectos estrenados en USA este año, pero que debido a esa política del doblaje aquí no podemos disfrutarlas hasta varios meses después. Por lo general el resto caerán de aquí a la próxima Navidad, pero seguro que en medio algunas de ellas serán fiascos, otras cumplirán las expectativas y, esto es natural, aparecerán más de las que ahora no tenemos ni puñetera idea. Ojo, dado que el orden de factores no altera el producto, ni la primera es la más deseada ni la última la que menos espero de las citadas.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza (Star Wars: The Force Awakens) de J.J. Abrams

Star Wars: El Despertar de la Fuerza (Star Wars: The Force Awakens) de J.J. Abrams. Casi se puede decir eso de que citarla es una obviedad, pero debe ser incluida en toda lista como una de las más esperadas por el fandom mundial. El retorno a la galaxia más mítica, con el regreso de Luke (Mark Hamill), Han (Harrison Ford) y Leia (Carrie Fisher), la batalla entre la luz y el reverso tenebroso de la fuerza, jedis vs. sith, etc. Sumemos el factor Abrams, director que sabe lo que hace y conoce los botones que debe pulsar para crear hype a raudales.

Jurassic World de Colin Trevorrow / Terminator: Genisys de Alan Taylor

Jurassic World de Colin Trevorrow / Terminator: Genisys de Alan Taylor. Meto a estas dos en el mismo pack porque ambas son secuelas con clara intención de reboot. Probablemente el que cumplirá será el primero de los dos proyectos, mientras que la segunda la temo bastante por el efecto RoboCop, aunque seguro que luego me equivoco y es una maravilla que completa las cuatro anteriores películas. Sea como fuere estamos ante dos franquicias clásicas, años 80 y 90, que revivirán en el 2015 para hacer las delicias de las nuevas generaciones.

Vengadores: La Era de Ultrón (Avengers: Age of Ultron) de Joss Whedon

Vengadores: La Era de Ultrón (Avengers: Age of Ultron) de Joss Whedon. El denominado como MCU sigue dándole vueltas a su constante continuidad. Proyecto que apunta a muy grande y que no sólo incluirá a dos nuevos mutantes que pueden molar mucho de cara al futuro, sino que habrá guiños a otras cosas como la hiperclara referencia a Black Panther. Podemos estar ante la visión más oscura y malrollista de Los Vengadores, puede que con algún abandono, algún tropiezo definitivo e incluso alguna jubilación forzada. Ah, y el villano… ULTRON. No se puede pedir más.

Birdman de Alejandro González Iñárritu

Birdman de Alejandro González Iñárritu. Probablemente junto a Boyhood uno de los proyectos más aplaudidos del 2014. Llegará a nuestras tierras aprovechando la campaña de los Oscar, pero con varios tristes meses de retraso. Es una pena vivir a destiempo, pero es lo que nos toca sufrir. Dicen que Michael Keaton ofrece la interpretación de su vida, por lo que si siguiente intervención será desastrosa… y ojo, que la estatuilla se la otorgan casi como fija, se está llevando un montón de premios.

Crimson Peak de Guillermo del Toro

Crimson Peak de Guillermo del Toro. Que queréis que os diga, pero reconozco que puede que no sea nada objetivo en este aspecto. Proyecto de Del Toro, muero, y proyecto del que espero mucho. Un reparto bastante sobresaliente con nombres como los de Tom Hiddleston, Jessica Chastain, Charlie Hunnam o Mia Wasikowska. Terror gótico y romántico, viaje paranormal con aire victoriano, la mano de Del Toro tras la historia. ¿Qué puede salir mal? Luego me crujiréis.

SPECTRE de Sam Mendes

SPECTRE de Sam Mendes. Otra franquicia eterna que regresa a la gran pantalla. Nuevamente Daniel Craig como el mejor James Bond de la historia, codo a codo con Sean Connery, y esta vez enfrentado a SPECTRE, esa asociación criminal que muchos quisimos ver tras las actividades de Mr. White en Casino Royale o incluso como extensión de Quantum. Tras el final de Skyfall el aroma a clasicismo comenzó a florecer gracias al cambio a un M masculino, a una señorita Moneypenny y el hola de Q. Con esto de SPECTRE y puede que con Ernst Stavros Blofeld oculto tras el rostro de Christoph Waltz se puede cuadrar el círculo.

Kingsman: El Servicio Secreto (Kingsman: The Secret Service) de Matthew Vaughn

Kingsman: El Servicio Secreto (Kingsman: The Secret Service) de Matthew Vaughn. El cine de Vaughn nunca defrauda y esta Kingsman augura despiporre padre más si tenemos en cuenta que tras la historia esta ese enfant terrible que es Mark Millar. Aunque no es la época en algún portal han hecho ya la primera review y la cosa pinta bien. Un 007 evolucionado, con todos los clichés de esa franquicia elevados a la enésima potencia y con una R, o hard-R como dicen al otro lado del charco, como emblema. Nos lo vamos a pasar muy bien.

Chappie de Neil Blomkamp

Chappie de Neil Blomkamp. Otro director que como Vaughn se prodiga menos de lo que me gustaría. Tras la sorprendente Distrito 9 (District 9) y la más floja Elysium, la esperanza sobre Chappie es mayúscula. Ciencia ficción social, humana (aunque con base 100% robótica) y un interesante reparto. El trailer me puso los pelos de punta, ganas infinitas.

Puro Vicio (Inherent Vice) de Paul Thomas Anderson

Puro Vicio (Inherent Vice) de Paul Thomas Anderson. Si lo toca el señor Anderson, el auténtico, no aceptemos imitaciones, pues va a misa. Film coral, film diferente, film sorprendente. No se si será su mejor incursión pero poco me importa, la historia es imposible que nos deje indiferentes y con ese elenco de actores, Joaquin Phoenix, Josh Brolin, Eric Roberts, Jena Malone, Owen Wilson, Benicio del Toro o Reese Witherspoon, y con esa historia simple pero efectiva, detective que es contratado por una ex-novia para investigar la desaparición de la actual pareja de este. Años 60, ácidos, paranoia y novela negra.

Nightcrawler de Dan Gilroy

Nightcrawler de Dan Gilroy. Otra que me llama mucho la atención. Una versión moderna de aquel film de los 90 que seguramente habréis visto alguno… El ojo público (The Public Eye). Esta vez se cuenta la historia de Louis Bloom (Jake Gyllenhaal), un tipo con cero escrúpulos que decide meterse de lleno en la vida más oscura de la noche criminal de Los Angeles. Sin trabajo y desesperado cruzará la línea que separa el ser observador del que forma parte del evento. La ponen por las nubes.

Ex Machina de Alex Garland

Ex Machina de Alex Garland. El debut tras las cámaras del cumplidor, con creces, Garland. Como guionista de género le conoceréis porque de sus manos han salido proyectos como la renovadora 28 días después… (28 Day Later…), Sunshine, Nunca me abandones (Never Let Me Go) o Dredd. Ahora no sólo escribe, también dirige a Oscar Isaac, Domhnall Gleeson y Alicia Vikander en una historia oscura sobre la inteligencia artificial y los experimentos de dudosa ética.

Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road) de George Miller

Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road) de George Miller. ¿Nos queda algo que decir de esta esperadísima película? Vale, podría haberla unido al pack Jurassic World y Terminator: Genisys pero no, no tiene nada que ver. Problemas, retrasos, complicaciones, aplazamientos… hubo un tiempo en que Fury Road parecía un imposible, pero ahora el 2015 nos traerá de nuevo a Max (Tom Hardy) recorriendo el páramo, ese infierno donde la gasolina es el oro por el que la gente mata. Charlize Theron, Nicholas Hoult y de nuevo Hugh Keays-Byrne. Pelos como escarpias!

Tomorrowland de Brad Bird

Tomorrowland de Brad Bird. Venga que casi completo la lista. Un director como Brad Bird es equivalente a acierto. Tomorrowland es un misterio, un proyecto Disney que si bien ha levantando interés ha quedado ahí medio olvidado merced a una pírrica campaña de promoción y, al fin, un trailer que comenzó a introducirnos en el misterio / historia de fantasía que plantea. George Clooney, Hugh Laurie, la joven Britt Robertson. Una historia entre dos mundos con un mundo futuro aparentemente oculto a la vista de los más profanos.

Ant-Man de Peyton Reed

Ant-Man de Peyton Reed. Pongo esta en la lista porque es Marvel y porque hay que ver qué pasa con el proyecto que desde hace un porrón de años pertenecía al británico Edgar Wright. Aparentemente de este no quedará nada en lo que veremos, su guión, escrito junto a Joe Cornish, ha sido completamente alterado por Gabriel Ferrari, Andrew Barrer y Adam McKay, se conserva el reparto, no se yo si el deseado por Wright en su momento. La historia interesante, Ant-Man versión Scott Lang (Paul Rudd) vs. Yellowjacket (Corey Stoll) por el control del traje del primero que ha sido fabricado por Hank Pym (Michael Douglas). ¿Logrará el personaje tener continuidad?

The Hateful Eight de Quentin Tarantino

The Hateful Eight de Quentin Tarantino. Pues eso, poco que decir, si lo firma Tarantino estará entre lo mejor del año. Un guión superlativo, un reparto perfectamente estudiado y una historia que entretendrá del minuto 0 al final del metraje. Western de salón, para mi que va a ser una especie de 10 negritos con fiambres en potencia con nombres como los de Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Tim Roth, Michael Madsen, Walton Goggins, Bruce Dern, Jennifer Jason Leigh, Channing Tatum o Demian Bichir.

Y sí, habrá más… muchas más.

 

Pues ha llegado la hora de en Uruloki echar un vistazo atrás a este 2014 y pensar en todas las películas que me he visto en pantalla grande a lo largo de los últimos casi 365 días, unas cuantas todo sea dicho, con idea de ofreceros ese top que por ahora soporto recopilar. Hay de todo, películas del 2013 estrenadas en el 2014, películas estrenadas este año siguiendo la continuidad marcada por el mercado USA, y películas vistas en el Festival de Sitges o Cineuropa que o no han llegado a nuestro mercado por ahora, se verán en 2015, o puede que ni lleguen. Al tema…

Perdida (Gone Girl) de David Fincher

Perdida (Gone Girl) de David Fincher. Una de las piezas maestras de año. Cine de alta gama salido de la siempre sabia mano del señor Fincher, probablemente el director más dotados de su generación. Historia de impacto, de la que te deja pegado, un thriller en toda regla con una Rosamund Pike que te deja loco… se lo merece todo.

The Guest de Adam Wingard

The Guest de Adam Wingard. Vista en Sitges y revista en Cineuropa, peli de acción al modo vieja escuela con uno de los planteamientos más desquiciados del momento. Tras sorprendernos con Tú eres el siguiente (You’re Next, 2011), el dúo Adam Wingard / Simon Barret siguen confirmando que hay que echar un ojo a todo lo que tocan porque no dejan títere con cabeza. Ah, la banda sonora de 10, Dan Stevens y Maika Monroe de 11.

Interstellar de Christopher Nolan

Interstellar de Christopher Nolan. Otra de las joyas de la corona de este 2014. Discutida por muchos y adorada por otros, yo entre ellos. Compleja, emotiva y altamente temporal. Nolan sigue marcando su filmografía a fuego con proyectos perpetuos y aventuras diferentes. Tras su viaje comiquero detectivesco este salto a la ciencia ficción más sesuda es perfecta.

Guardianes de la Galaxia (Guardians of the Galaxy) de James Gunn. Se pone Marvel a crear una película basada en unos personajes no tan conocidos por el fandom general y tate… se sacan de la manga una delicia cómica con aroma galáctico como no se veía desde hace eones. El gran acierto no fue sólo el plan, si no el haber contado con un director como James Gunn, probablemente el más inesperado para meterse tras un blockbuster como este. Acierto total.

El Gran Hotel Budapest (The Great Hotel Budapest) de Wes Anderson

El Gran Hotel Budapest (The Great Hotel Budapest) de Wes Anderson. Delicia cinematográfica del señor Anderson, frenética, entretenida, diferente y la mar de original. Otro director más que lo que toca lo borda, al menos en su personal estilo. Para redondear la delicia un reparto de los habituales de este director con papeles superlativos como el de Ralph Fiennes o Willem Dafoe. Ah, y la banda sonora de Alexander Desplat para escuchar en bucle.

Snowpiercer de Joon-ho Bong

Snowpiercer de Joon-ho Bong. Adaptación comiquera de la obra francesa "Le Transperceneige" donde un tren que surca el páramo es en realidad una torre de Babel donde los últimos vagones están poblados por los parias y los frontales por los elegidos de los dioses. El cansancio a ser pisados provocará una revolución en la que iremos conociendo las diversas paranoias que te encuentras en este variopinto tren. En el reparo grandes como Chris Evans, Tilda Swinton, Jamie Bell, John Hurt o Ed Harris.

What We Do in the Shadows de Taika Waititi y Jemaine Clement

What We Do in the Shadows de Taika Waititi y Jemaine Clement. Desde las lejanas antípodas llegó este falso documental sobre las vivencias de un grupo de vampiros, compañeros de piso, en la actualidad. Desquiciante, alocada, inclasificable y absurda. Así durante 90 minutos más o menos, merecedora de todos los elogios que se os puedan ocurrir. Perfecta.

Réalité de Quentin Dupieux

Réalité de Quentin Dupieux. A mi es que el cine del señor Dupieux me parece tan inclasificable que me atonta. Tras su viaje por la paranoia de Wrong (2012) o la distopia de Wrong Cops (2013), mención especial para la imposible Rubber (2010), el bueno de Dupieux nos introduce en el periplo de un tipo que busca con desesperación el grito que le permitirá hacer esa película de terror con la que lleva soñando mucho tiempo. Lo mejor, se trata de cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine… alcanza tal nivel de surrealismo que lo flipas.

In Order of Dissapereance (Kraftidioten) de Hans Petter Moland

In Order of Dissapereance (Kraftidioten) de Hans Petter Moland. Resulta que el señor Moland vuelve a las andadas tras sorprendernos con En ganske snill mann (2010). Otra vez con el grandísimo Stellan Skarsgård como artífice de su historia nos vamos de viaje Noruega para ver como el ciudadano ejemplar Nils (Skarsgård) aplica el ojo por ojo tras el asesinato de su único hijo. La razón del título es magia pura cuando ves la película. Imprescindible.

Open Windows de Nacho Vigalondo

Open Windows de Nacho Vigalondo. Que queréis que os diga, a mi me ha parecido una de las películas más originales del año. Un montaje tremendamente hábil y un trabajo interpretativo que recae, al 95%, sobre los hombros de Elijah Wood. El factor Sasha Grey es anecdótico y la historia, entretenidísima, saca todo el jugo al modo rodaje multicámara con 1001 posibilidades.

Al filo del mañana (Edge of Tomorrow) de Doug Liman

Al filo del mañana (Edge of Tomorrow) de Doug Liman. Una de las más gratas sorpresas de este año y uno de los fracasos taquilleros más extraños. En USA se metió un buen castañazo y aunque el mercado internacional cubrió la pérdida sorprende que esta historia, un día de la marmota sci-fi no exenta de comedia y acción a raudales, no cumpliera las expectativas. Lo más alucinante es que la gente que la vio la disfrutó, pero se ve que el gancho Tom Cruise ya no es lo que era. Ah, y Emily BluntBlunt, Blunt.

Her de Spike Jonze

Her de Spike Jonze. Una de las del 2013 vista ese año por eso de los estrenos post-Navidad. Historia de las buenas, el ahora, la falta de comunicación y las dificultades para conocer gente fuera de tu entorno más cercano. Las cosas nunca fueron fáciles y Her lo pone sobre la mesa, además de meter el miedo en el cuerpo si este es nuestro destino social.

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) de Martin Scorsese

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) de Martin Scorsese. Otra más de las del 2013 que cayeron en el 2014. Scorsese puro y duro, magnífico, grandioso, vibrante, hipnótico. Leonardo DiCaprio superlativo para una historia tremenda: drogas, sexo y mucho dinero.

'71 de Yann Demange

’71 de Yann Demange. Y esta esta también me la vi en Sitges y no sé si acabará siendo estrenada en estas tierras. ¿Os imagináis un survival horror trasladado al enfrentamiento de la guerra en el Ulster? Pues eso es ’71. La experiencia de un soldado británico que se ve sin comerlo ni beberlo entre dos fuegos. Debe ser vista a toda costa, dejando claro de paso que Jack O’Connell es un tipo con muchísimo futuro. Ah, y si veis esta ved Starred Up también.

¿Y qué me dejo? Pues el resto… The Raid 2 de Gareth Evans, The Babadook de Jennifer Kent, La LEGO película (The LEGO Movie) de Phil Lord y Christopher Miller, Boyhood de Richard Linklater, Dallas Buyers Club de Jean-Marc Vallée, El amanecer del planeta de los simios (Dawn of the Planet of the Apes) de Matt Reeves, Predestination de Michael Spierig y Peter Spierig, la mencionada Starred Up de David Mackenzie, Musarañas de Juanfer Andrés y Esteban Roel, Relatos salvajes de Damián Szifrón, It Follows de David Robert Mitchell, Orígenes (I Origins) de Mike Cahill, Frío en julio (Cold in July) de Jim Mickle o Capitán América: el Soldado del Invierno (Captain America: The Winter Soldier) de los hermanos Russo.

 

Vamos a ser como el resto y aprovecho una entrada para indicar este top 10 de películas de Sitges 2014 que creo no os deberíais perder bajo ningún concepto. Me dejo unas cuantas pero esto es lo malo de los top, que es complicado hacer una selección. No obstante al final de la entrada cito esas otras que molan y que espero que tengáis la oportunidad de disfrutar algún día.

#1 The Guest de Adam Wingard, con guión de Simon Barret y protagonizada por Dan Stevens. Cine de acción sin reparos y con mucho carisma. Cuando el mal cae bien se disfruta más la peli. Joyita.

The Guest

#2 Realite de Quentin Dupieux. Surrealismo último modelo. Cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del cine dentro del… para volverse loco.

Réalité

#3 What We Do in the Shadows de Taika Waititi y Jemaine Clement. Porque ser vampiro no es tan sencillo como parece nada mejor que un mockumentary para darse cuenta de ello.

What We Do in the Shadows

#4 Tusk de Kevin Smith. El hombre es un lobo para el hombre… o bueno, quizás deberíamos alterar la famosa frase anotando el nuevo puesto que se gana por derecho la morsa. Michael Parks definitivo.

Tusk

#5 It Follows de Robert Mitchell. Cuando las enfermedades de transmisión sexual se juntan con el terror más carpenteriano obtienes esto. El terror paciente puede ser el más puñetero.

It Follows

#6 Cold in July de Jim Mickle. Una historia que se transforma para acabar derivando en un despiporre a lo Walter Hill o Sam Peckinpah. Tres figuras como Michael C. Hall, Sam Shepard y Don Johnson se apuntan a un thriller cambiante.

Cold in July

#7 I Origins de Mike Cahill. Ciencia, ficción y espiritualidad… ese momento en el que todo se junta y no sabes qué camino seguir.

I Origins

#8 The Babadook de Jennifer Kent. Terror del bueno, de ese que te desespera y donde puedes pasarlo mal viendo como los sufridores de turno, sobre todo la madre, se van deshaciendo física y mentalmente ante el desquicie de lo que les acosa.

The Babadook

#9 In Order of Disappearance de Hans Petter Moland. Nunca un bodycount fue tan divertido. Vale la pena pasar frío viendo la peli con tal de echarse unas risas ante el cementerio que se construye.

In order of Disappearance

#10 Young Ones de Jake Paltrow. ¿What if Sergio Leone estuviera vivo? Igual tampoco es para tanto, que no lo será, pero Paltrow bebe directamente de la fuente pausada de Hasta que llegó su hora.

Young Ones

Mención especial no para un estreno, si no para una remasterización para cines de pantalla grande como la de Carga Maldita (Sorcerer, 1977) de William Friedkin. Maravillosa, hacía tiempo que no lo pasaba tan mal en el cine, contiene momentos de tanta tensión que la incomodidad llega a ser insoportable.

Otras que no os debeís perder… Predestination (2014), CUB (Welp, 2014), Musarañas (2014), ’71 (2014), Starred Up (2013), These Final Hours (2013), La French (2014), Relatos salvajes (2014), The Signal (2014) o When Animals Dreams (Når dyrene drømmer, 2014).

 

Pues otra triste noticia para contar. Richard Kiel, el gigante de casi 2,20 metros de estatura, y al que pudimos ver como la bestia parda Tiburón en La espía que me amó (The Spy Who Loved Me, 1977) y Moonraker (1979), aquí en un tono un pelín más rebajado, ha fallecido a la edad de 74 años. Kiel era uno de esos actores impensables, destinados a papeles especiales que pululó por series de televisión como Dimensión desconocida ("The Twilight Zone", 1959-1964), "El agente de CIPOL" ("The Man from U.N.C.L.E.", 1964–1968), "Jim West" ("The Wild Wild West", 1965–1969) o "Land of the Lost" (1974–1977). Pero su vinculación al cine fue más allá. Si bien su gran papel fue el de uno de los míticos secuaces del universo James Bond, el mencionado Tiburón que opta al número 1 con otros grandes como Oddjob (Harold Sakata) o Nick Nack (Hervè Villechaize), también le pudimos ver en otras grandes pelis como El jinete pálido (Pale Rider, 1985) donde no solo compartió pantalla con Clint Eastwood, si no también con un jovenzuelo Chris Penn. Una vida prolífica en aspectos secundarios, su destino en esto del mundo cine, será recordar por el fan gracias a su impagable sonrisa…

Tiburón (Richard Kiel) siempre tratando de dar sopas con onda a James Bond (Roger Moore)
Tiburón (Richard Kiel) siempre tratando de dar sopas con onda a James Bond (Roger Moore)

Publicado por Uruloki en
 

Otra de esas noticias que no por inesperadas dejan de ser tristes. El gran Lord Richard Attenborough, recordado por la gran mayoría por encarnar a John Hammond en la saga Parque Jurásico, ha fallecido a la edad de 90 años. No obstante más deberíamos recordarlo por sus participaciones como actor en La gran evasión (The Great Scape, 1963), El vuelo del Fénix (The Flight of the Phoenix, 1965), El Yang-Tsé en llamas (The Sand Pebbles, 1966) o El estrangulador de Rillington Place (10 Rillington Place, 1971) o por ser el responsable de grandes films de la historia del cine como Un puente lejano (A Bridge Too Far, 1977), Gandhi (1982), Grita libertad (Cry Freedom, 1987), Chaplin (1992) o Tierras de penumbra (Shadowlands, 1993). En fin, otro de esos mitos que se nos va… el 2014 está sembrado de grandes recuerdos a clásicos que nos han acompañado a lo largo de muchísimos años.

Se despide Richard Attenborough
Se despide Richard Attenborough

Publicado por Uruloki en
 

Lauren Bacall (1924-2014)

Publicado por Uruloki en
 

Es tarde, muy tarde, pero hay veces que el trabajo te consume y salvo momentos puntuales no hay tiempo para nada. Esta pasada madrugada el mundo del cine se quedaba estupefacto y huérfano ante la noticia del inesperado fallecimiento de Robin Williams. Con 63 años a sus espaldas, el siempre alegre actor, rey de las mil voces, capaz de sacarnos una sonrisa gracias a su amable y entrañable rostro, decía basta poniendo fin a una vida donde no todo era lo que parecía. Hollywood es muy perro, y el alcohol, las depresiones, las drogas y otras lindezas marca de ese imparable ritmo de vida y constante éxito pueden ser bastante definitivas. Aun así sorprende que Williams haya decidido dar este cruel paso con 63 años y con una vida plena en lo profesional.

Eso si, antes de decir sus últimas palabras el bueno de Williams nos ha dejado papeles casi históricos como el Parry de El rey pescador (The Fisher King, 1991), el profesor John Keating de El club de los poetas muertos (Dead Poet Society, 1989), el periodista y animador Adrian Cronauer de Good Morning, Vietnam (1987), la voz del genio de Aladdin (1992), la increíble evolución de Daniel Hillard en la Señora Doubtfire (Mrs. Doubtfire, 1993) o el psicólogo casi padre Sean Maguire de El indomable Will Hunting (Good Will Hunting, 1997). Un actor dotado como pocos para la comedia que sin embargo jugó muchas otras cartas y del que también uno se tiene que quedar con el glorioso papel de padre homosexual de Una jaula de grillos (The Birdcage, 1996), el psicokiller de Insomnio (Insomnia, 2002) y el no menos enfermizo de Retratos de una obsesión (One Hour Photo, 2002), por no recordar su acomodación al género más fantasioso e inconcebible con El hombre bicentenario (Bicentennial Man, 1999), menuda sesión de maquillaje, Jumanji (1995), Hook: el capitán Garfio (Hook, 1991), Más allá de los sueños (What Dreams May Come, 1998) o la insuperablemente imposible Las aventuras del barón Munchausen (The Adventures of Baron Munchausen, 1988). Hasta se atrevió con el cine comiquero cuando no era la época… Popeye (1980).

En fin, una gran pena. Las cosas nunca son lo que parecen…

You're only given one little spark of madness. You mustn't lose it
You’re only given one little spark of madness. You mustn’t lose it

Publicado por Uruloki en
 

Estaba ayer de paseo por Londres, unos días de asueto que me he tomado, y en un momento de wifi gratis recibía un WhatsApp del bueno de Alberto Hortas de 4 Ojos Estudio… «Murió Dick Smith!!!» me decía. Triste pero esperada noticia. Una de las cosas que más me han llamado la atención de este mundo, y razón por la que conocí a Alberto y otra gente del sector, han sido los efectos especiales. En pleno apogeo de la era digital, y se que soy muy pesado, suelo mostrar mi constante desacuerdo con los excesos de uso del CGI para lograr trucos que no hace tanto, los 80 y 90 están ahí al lado, se conseguían con gran esmero gracias a la espuma de látex, la silicona o los animatronics. Dick Smith fue uno de los padres, si no el padre, de la gran mayoría de técnicas que a lo largo de muchas décadas poblaron las mejores producciones del Hollywood moderno. De su centro de formación, donde el propio Smith impartía clases magistrales donde explicaba los trucos del negocio, salieron grandes maestros como Rick Baker, Tom Savini, Steve Johnson y un larguísimo etcétera de personas que se han dedicado a modelar nuestra imaginación en pantalla grande. Smith por su parte fue el responsable de la creación de los efectos de films como Amadeus (1984), en donde envejeció a F. Murray Abraham de forma incomparable, Pequeño gran hombre (Little Big Man, 1970), la misma técnica pero en este caso para dejar a Dustin Hoffman como una uva pasa, o El exorcista (The Exorcist, 1973), otro grandioso despliegue de inventiva e innovación para dar forma a todo lo visto en el icónico film de William Friedkin (ya no sólo la transformación completa de Reagan, si no el aspecto del Padre Merrin). El padrino (The Godfather, 1972), Taxi Driver (1976), La centinela (The Sentinel, 1977), El cazador (The Deer Hunter, 1978), Scanners (1981) – aquí como consultor de Chris Wallas -, Starman. El hombre de las estrellas (Starman, 1984) o Viaje alucinante al fondo de la mente (Altered States, 1980). En fin, uno de los más grandes del sector y un mito al que pudimos ver como le otorgaban un emotivo premio no hace mucho.

Aquí el tweet de Rick Baker anunciando la triste noticia:

Aquí Dick Smith junto a la escultura hecha por Kazuhiro Tsuji:

Dick Smith junto a la escultura hecha por Kazuhiro Tsuji

Publicado por Uruloki en
 

Me acabo de quedar de piedra al leer en la web del diario El Correo que ha fallecido el actor Álex Angulo en un accidente de tráfico en el municipio de Fuenmayor, La Rioja. Debemos decir adiós por lo tanto al Padre Berriatúa de la catártica El día de la bestia (1995), al killer on the loose del mítico corto "Mirindas asesinas" (1991) o al mutante Alex Abadie de Acción mutante (1993). Uno de los rostros clásicos de la cinematografía española del último par de décadas trabajó con muchos nombres conocidos de nuestro cine como Fernando Colomo, Pedro Almodóvar, Óscar Aibar o Guillermo del Toro, pero fue con Álex de la Iglesia con quien se consagró participando en sus años más gamberros a principios de los 90. Gracias a este último optó al Goya por sus papeles en El día de la bestia, Muertos de Risa (1999) y con Aibar volvió a luchar por los grandes premios gracias a El Gran Vázquez (2010).

Jose María y el padre Berriatúa, Santiago Segura y Álex Angulo para el recuerdo
Jose María y el padre Berriatúa, Santiago Segura y Álex Angulo para el recuerdo

Publicado por Uruloki en
 

Y un nuevo fallecimiento de uno de los clásicos de Hollywood de otra era. Cuentan hoy en todos los medios cinematográficos al otro lado del charco que el carismático James Garner ha fallecido a los 86 años de edad. Probablemente uno de los actores más polivalentes de su época será eternamente recordado por el western televisivo "Maverick" (1957–1962), que revivió junto a Mel Gibson en formato comedia hace ahora 20 años, pero más aun, al menos en mi caso, por ser el fugillas consigo todo lo que quieras Hendley de la obra maestra La gran evasión (The Great Escape, 1963) de John Sturges.

Brett Maverick, por mis pistolas
Bret Maverick, por mis pistolas

Reinventado en los ochenta para el musical y la comedia en la no menos fantástica ¿Víctor o Victoria? (Victor Victoria, 1982), su porte y buena facha le llevaron anteriormente a enfrentarse con Doris Day en la comedia romance Su pequeña aventura (The Thrill of It All, 1963) o pegar tiros en el lejano oeste en La hora de las pistolas (Hour of the Gun, 1967) o Duelo en Diablo (Duel at Diablo, 1966). Tan polivalente era que protagonizó junto a Audrey Hepburn y Shirley MacLaine la muy espinosa La calumnia (The Children’s Hour, 1961) de William Wyler e incluso cumplió con nota muy alta en la oscarizada Grand Prix (1966), ahora que medio mundo babea con la F1.

Le pedías algo a Hendley y como buen proveedor ahí lo tenías
Le pedías algo a Hendley y como buen proveedor ahí lo tenías

Y más que se podría decir… el drama de guerra La americanización de Emily (The Americanization of Emily, 1964) de Arthur Hiller, la serie de televisión "Los casos de Rockford" ("The Rockford Files", 1974–1980) o la pobretona Asesinato en Beverly Hills (Sunset, 1988). Salto en el tiempo para volver a las andadas con la ya mencionada adaptación a cines de su serie Maverick (1994), Al caer el sol (Twilight, 1998) con Paul Newman, Susan Sarandon y Gene Hackman o la mitiquísima Space Cowboys (2000) en la que se cruzó con un buen pack de veteranos como Clint Eastwood, Tommy Lee Jones o Donald Sutherland, con dos de ellos hasta compartía edad, cosa que da que pensar.

Planos de cámara fastuosos los de Grand Prix
Planos de cámara fastuosos los de Grand Prix

Su última participación a destacar en la muy recomendable El diario de Noa (The Notebook, 2004). En fin, se sigue extinguiendo una generación de actores para el recuerdo.

Publicado por Uruloki en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Llévame a lo más alto!