• Primer trailer de Transformers: el último caballero
  • Primer trailer de La Momia
  • Nuevo trailer de Guardianes de La Galaxia Vol.2
  • Como mola Death Stranding
Cine Inclasificable


Con el Festival de Sitges 2016 echando ya el cierre, y con la edición del 2017 ahí a la vuelta de la esquina como comentan en la cuenta oficial…

… es momento de echar un vistazo al corto top que os quiero recomendar, entra las 17 películas que he visto, además de recordar el completo palmarés final. Entre lo poco que he visto, las obras que más he disfrutado con diferencia ya las he ido destacando a lo largo de los últimos dos o tres días en diversas entradas. Con una dedicación mayor a la hora de ofrecer una mini review de las mismas llega con echar un rápido vistazo atrás y confirmar que en mi caso me quedo con #1 The Handmaiden de Park Chan-wook, #2 The Neon Demon de Nicolas Winding Refn, #3 In a Valley of Violence de Ti West, #4 Swiss Army Man de los Daniels Dan Kwan y Daniel Scheinert y #5 I’m not a Serial Killer de Billy O’Brien. Todas ellas potentes en muchísimos aspectos y, además, rascando premio la gran mayoría en varios de las muchas categorías de este festival.

Póster de Swiss Army Man
Póster de Swiss Army Man

Ahora el palmarés, que ya de paso nos invita a echar un vistazo a varias de las que ya tenía en mente hace unos meses pero que por temas del viaje no he podido ver…

La inclasificable ‘Swiss Army Man’ gana en Sitges 2016

El Premio Especial del Jurado ha recaído en la película ‘La autopsia de Jane Doe (The Autopsy of Jane Doe)’, mientras que el Gran Premio del Público ha sido para la coreana ‘The Handmaiden’

Swiss Army Man, película americana de los directores Daniels ha resultado la ganadora de la 49ª edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. La otra gran ganadora con dos premios – el Citizen Kane a la Mejor Dirección Novel y el del Jurat Carnet Jove – ha estado Grave (Crudo), de la novel Julia Ducournau. El jurado de la 49ª edición del Festival de Sitges ha galardonado también el guión de Jeremy Slater por la cinta Pet y la dirección del coreano Yeong Sang-ho por Train to Busan. Las interpretaciones masculina y femenina las han obtenido respectivamente Daniel Radcliffe por Swiss Army Man y Sennia Nanua por Melanie. The Girl with all the Gifts.

Además del Premio a la Mejor Dirección, la coreana Train to Busan también se ha llevado el Premio a los Mejores Efectos Especials, a la vez que otra película coreana, The Wailing (El extraño) ha obtenido el Premio a la Mejor Fotografía. En la sección Panorama, la votación del público asistente al Festival ha decidido que la Mejor Película sea I Am not a Serial Killer del irlandés Billy O’Brien.

Sección Oficial Fantàstic Sitges 49ª

Premio Mejor Película: SWISS ARMY MAN, de Daniels

Premio Especial del Jurado: LA AUTOPSIA DE JANE DOE (THE AUTOPSY OF JANE DOE), de André Øvredal

Premio Mejor Dirección (patrocinado por Gas Natural Fenosa): Yeong Sang-ho, por TRAIN TO BUSAN

Premio Mejor Interpretación Femenina: Sennia Nanua, por MELANIE. THE GIRL WITH ALL THE GIFTS

Premio Mejor Interpretación Masculina (patrocinado por Autolica – Mercedes Benz): Daniel Radcliffe, por SWISS ARMY MAN

Premio Mejor Guión: Jeremy Slater, por PET

Premio Mejores Efectos Especiales: Jung Hwang-su, por TRAIN TO BUSAN

Premio Mejor Fotografía: Hong Kyung-pyo, por EL EXTRAÑO (THE WAILING)

Gran Premio del Público (patrocinado por La Vanguardia): THE HANDMAIDEN, de Park Chan-wook

Premio Mejor Cortometraje Sección Oficial Fantàstic

CURVE, de Tim Egan. Mención especial a LIMBO, de Konstantina Kotzamani

Premio José Luis Guarner (Jurado de la Crítica)

THE NEON DEMON, de Nicolas Winding-Refn

Premio Citizen Kane a la Mejor Dirección Novel

Julia Ducournau, por GRAVE (CRUDO)

Premio Jurado Carnet Jove a la Mejor Película

GRAVE (CRUDO), de Julia Ducournau. Menciones especiales a THE LURE, de Agnieszka Smoczynska y SWISS ARMY MAN, de Daniels

Noves Visions ONE

UNDER THE SHADOW, de Babak Anvari. Mención especial a PREVENGE, de Alice Lowe

Noves Visions PLUS

A DRAGON ARRIVES, de Mani Haghighi. Mención especial a ARE WE NOT CATS, de Xander Robin

Premio Mejor Cortometraje Noves Visions Pequeño Formato: LA FEMME ET LE TGV, de Timo Von Gunten

Panorama Fantàstic

I AM NOT A SERIAL KILLER, de Billy O’Brien

Òrbita

LO CHIAMAVANO JEEG ROBOT, de Gabriele Mainetti

Focus Àsia

EL EXTRAÑO (THE WAILING), de Na Hong-jin. Mención especial a DEAREST SISTER, de Mattie Do

Anima’t

Premio Mejor Película: YOUR NAME, de Makoto Shinkai

Premio Mejor Cortometraje: DARREL, de Marc Briones y Alan Carabantes

Midnight X-Treme

IT STAINS THE SANDS RED, de Colin Minihan

Brigadoon

ARCANA, de Jerónimo Rocha

Méliès d’Argent

Premio Mejor Película Europea SOFC 49: GRAVE (CRUDO), de Julia Ducournau

Premio Mejor Cortometraje Europeo SOFC 49: DAWN OF THE DEAF, de Rob Savage

Blood Window

1974, de Victor Dryere

Premis SGAE Nova Autoria

Premio Mejor Guión: EN LA AZOTEA, de Miguel Casanova y Damià Serra

Premio Mejor Direcció-Realització: CABEZA DE ORQUÍDEA, de Violeta Blasco, Germán Andrés López, Carlotta Napolitano, Angélica Sánchez y Claudia Zegarra

Premio Mejor Música Original: ROGER, de Jan Fité

Premio IV Laboratorio de Escritura de Guión Cinematográfico: LOS INVITADOS, de Carla Guimarães

Los comentarios están desactivados
 

El punto final y mi despedida de este Sitges 2016 lo ha protagonizado otro clásico como Zombi (Dawn of the Dead) de George A. Romero, han pasado la versión restaurada en 4K del montaje de Dario Argento, al que han acompañado dos films muy diferentes. Por un lado la preciosa The Neon Demon, por el otro la simpática y conspiranoica Operation Avalanche.

The Neon Demon de Nicolas Winding Refn, ausente en el festival a última hora pero con tiempo para un par de saludos digitales al respetable, es el experimento visual más llamativo y colorista de la filmografía del directo danés. Protagonizado por una serie de bellezas de toma pan y moja, Ellen Fanning, Jena Malone, Bella Heathcote y Abbey Lee, The Neon Demon es un film bestialmente visual pero que entre bambalinas y salones de maquillaje cuenta una historia de egos mastodónticos, pérdida de inocencia por la vía macabra y que, si te dejas, te atrapa y embelesa como una sesión de fotografía de David LaChapelle. NWR se regodea con descaro en el artificial cascarón del mundo de la moda, lo insulta, lo deja a la altura del betún, pero aprovecha para mostrarnos con directa sutileza un universo de odiosa rivalidad, donde si hay que pisar que sea con tacón de aguja, y donde el bisturí es el arma usada para los duelos. Muchos dicen que la película está vacía, pero no creo que sea el caso. The Neon Demon es la montaña rusa del personaje encarnado por Ellen Fanning, de su llegada, su fulgurante subida y su, literal, desaparición. Sumad la música de Cliff Martinez, tecnomaestro que no dejará indiferente a nadie, o las apariciones de seres como Keanu Reeves o Christina Hendricks. Bravo.

La otra película, y punto final a mi periplo, ha sido Operation Avalanche, especie de mockumentary found fottage, si esto existe, que nos cuenta desde la perspectiva de un agente de la CIA, director de cine, y de su equipo de rodaje, cómo se filmó el supuesto falso aterrizaje en la Luna del Apollo 11. Sí, Stanley Kubrick sale citado e insertado digitalmente como ya hiciera con sutil maestría Robert Zemeckis en Forrest Gump. El resto de la película es un curioso trabajo, entretenido, repleto de giros, dimes y diretes.

La obsesión por el neón de NWR omnipresente en The Neon Demon
La obsesión por el neón de NWR omnipresente en The Neon Demon

Los comentarios están desactivados
Publicado por Uruloki en
 

Y sigo con esto del Festival de Sitges 2016. Esta vez la cosa subió de nivel, no alcanzando la calidad de The Handmaiden pero si logrando tener dos o tres películas bastante redondas. La cosa comenzó con un descarado pero simpático rip-off the The Game de David Fincher, no se ocultan eso sí, titulado Fear Inc. de Vincent Masciale. A esto siguieron la sorprendente e inclasificable I’m not a Serial Killer, la no menos sorprendente y mucho más inclasificable Swiss Army Man, un revisionado del clásico Bubba Ho-Tep (aquí estoy saludando a Bruce Campbell) y la excesivamente visceral y caníbal Grave (Raw).

Como comentaba el día se puso en marcha con Fear Inc., nombre de una compañía que haciendo copia y pega de otras ya conocidas te invita a pasar tu peor experiencia vital haciéndote partícipe de una noche de terror en carne viva. Simpáticos personajes, mucho recuerdo a las "reglas" del cine de terror más convencional y un giro que, que queréis que os diga, ni chicha ni limoná. Simpática lo es, para recuperar dentro de unos días pues no. Se deja ver que no es poco, pero se queda en algo que pudo ser más de lo que realmente es.

De ahí salté a I’m not a Serial Killer, film inusual protagonizado por Max Records, el niño de Donde viven los monstruos (Where the Wild Things Are) y un ya muy anciano Christopher Lloyd. Y mucho ojo, pero estamos ante una muy grata sorpresa. Records interpreta a un chaval que presenta todos los síntomas para de mayor acabar convertido en un psicópata. Vive además en un entorno poco favorecedor, madre divorciada, padre que le manda regalos en Navidad con cero vinculación emocional, y trabajo de apoyo en una morgue de un pueblo de la América más profunda y anodina. Eso sí, el adolescente psicópata en potencia comienza a ser testigo de una serie de macabros crímenes que tienen lugar en su comunidad. La idea puede ser primaria, poco original, pero su tratamiento es tan inesperado que uno no puede más que sentirse atrapado por esta rareza muy recomendable.

Cartel de I'm not a Serial Killer
Cartel de I’m not a Serial Killer

El paso siguiente fue ver Swiss Army Man de Dan Kwan y Daniel Scheinert, producto escatológico, flatulento, erecto, y, todo sea dicho, triste y muy solitario. Paul Dano comparte pantalla con el cadáver de Daniel Radcliffe en una de las historias más extravagantes que os podáis imaginar. Personalmente me encantó, es tan diferente, tan adorable y tan inclasificable que bien merece su visionado. Cine bien realizado, digno de Charlie Kauffman, Spike Jonze o de Michel Gondry, amén de extraña revisión de la relación de nuestro Náufrago (Cast Away) favorito. Cambiamos el cromo de Wilson por el de Manny. Si tenéis oportunidad no dudéis en verla, eso sí, id con la mente abierta y preparados para conocer a la navaja suiza más tronchante de la historia, además de una historia sobre la triste y vacía vida del protagonista.

No voy a contar nada de Bubba Ho-Tep al tratarse de un film de la sección Sitges Classics y oportunidad única en la vida para conocer en persona a Bruce Campbell. El cierre del día lo protagonizó en mi caso Grave (Raw) de la impresionante mujer Julia Ducournau. Esta historia que causó estragos en el TIFF, gente saliéndose de la sala con el estómago revuelto, podría decirse que es no agradable para aquellos no avezados en tripas, higadillos y otros elementos de la casquería habitual del cine "gore". Grave (Raw) no es sin embargo terror, es una especie de experimento donde conocemos a una joven que descubre, en su primer año de facultad, que eso de ser vegetariana está sobrevalorado. El ansia por la carne, y no precisamente el solomillo de ternera, hará vivir al espectador una sensación enfermiza y malsana. No os voy a engañar, pese a alguna secuencia más excedida, no está nada mal y podría decirse que será perturbadora para muchos de los que se atrevan a verla.

Cartel de Grave (Raw)
Cartel de Grave (Raw)

 

Segunda jornada por Sitges y turno de lo que mi mano me dio para pillar a velocidad absurda, el sistema de entradas para prensa es un despiporre. Bueno, la cosa se repartió entre el topicazo Bed of the Dead de Jeff Maher, el quinto y ¿definitivo? episodio Phantasm Ravager de David Hartman (y Don Coscarelli), la infumable obra folklórica criminal malaya Interchange de Dain Iskandar Said, el viaje a los infiernos del desvarío Ballad in Blood de Ruggero Deodato y la magistral obra maestra The Handmaiden de Park Chan-wook.

No es por nada, pero levantarse de la cama para enfrentarse al morfeo mañanero de Bed of the Dead es lo que no os recomendaría. Desconozco los trabajos previos de Maher, que igual son potables, pero Bed of the Dead es un film vacuo donde la ración de tópicos se sirve a paladas. Policía con barba perfilada, alcohólico, odiado por su jefe, con un compañero negro que no le cae bien y una tragedia familiar sobre sus espaldas. Ahora pongamos a cuatro jóvenes que se van a un "hotel", que pagan una pasta por meterse en cuarto repleto de polvo y humedad, donde sólo hay una cama y donde esperan, al menos ellos, montar una sesión swinger. La cama se enfada, se fabricó con madera de un árbol impío, y pagarán aquellos cuyo pasado tenga un pecado. Comienzan las muertes y así hasta el final. Lo mejor, pero meada fuera de tiesto, es el hecho de que los teléfonos de los muertos sirvan para hablar con el policía que va a investigar la razón de su muerte. Para morirse del sueño.

Phantasm Ravager es sin embargo un obligado homenaje no sólo a la saga de Coscarelli, hoy comentaba con El Señor Ausente que ha sido su único trabajo durante más de veinte años, si no a todos sus más acérrimos seguidores. Vuelta de tuerca de Reggie Bannister, un vistazo y despedida al característico Angus Scrimm, y sin lugar a dudas algo así como el paso que le quedaba por dar a esta franquicia. Puede que mereciera haber sido cerrada con antelación, pero desde luego Phantasm Ravager es potable si eres fan del Hombre Alto, de los universos paralelos y de las esferas voladoras.

Y claro, luego te pones a patear por un Sitges gris y lluvioso para acabar sentado viendo Interchange, producto grotesco más terrible de lo que esperaba. El film es un thriller donde se juntan elementos tan dispares como el género policíaco, el romance imposible y la fantasía empapada por el folklore malayo. Francamente aburrida pero con una muy interesante propuesta para presentar como deja el "asesino en serie" los fiambres… no sé cómo hace, pero Dain Iskandar Said opta por poner ante el espectado cadáveres a los que les han drenado toda la sangre y, de paso, les han sacado todo el juego de venas dejándolas colgando como si de un racimo se tratara. Curiosa, malaya, aburrida y digitalmente a eones de cualquier otro mercado conocido.

Pero claro, uno no se puede quedar satisfecho si después de volverte al Retiro te encuentras con Ballad of Blood, del trasnochado y un pelín anciano Ruggero Deodato. Que sí, que Deodato es el hombre tras Holocausto Canibal (Cannibal Holocaust), que en su momento fue partícipe del revigorizante mondo terror italiano, el gore más extremo realizado en paralelo con aquellos otros míticos Umberto Lenzi, Dario Argento, Mario Bava, etc. Pero el Deodatto de ahora es un octogenario que quiere servir con exceso lo que podría ser un despiporre de Erasmus. Lo malo, se le va de las manos y convierte el Erasmus en una suerte de torture porn a la Eli Roth y su Hostel. Tenemos a italiana enseñándolo todo (Carlotta Morelli), novio colocado hasta las cejas que no sale del estado catatónico en todo el film y amigote negro que no reparte maría o hachís, que va, traficante de drogas con todas las de la ley. Un viaje extremo, bochornoso, pobre en todos los aspectos y digno de quedar oculto de la filmografía del bueno de Ruggero Deodato.

Y si uno pensaba que me iba a comer un día de mierda, nada más lejos de lo contrario. Sabía que Park Chan-wook no defraudaría y no, The Handmaiden (Ah-ga-ssi) no lo hace y encima va más allá. Es una obra maravillosa, que te enreda visualmente (la dirección artística es digna del Guillermo del Toro más victoriano y romántico), que se ve acompañada por una banda sonora de corte clásico occidental pero compuesta con maestría por el coreano Yeong-wook Jo, y que te traslada a una Corea / Japón post Segunda Guerra Mundial para contar una historia inusualmente hermosa y tan cambiante como el cine del mejor Quentin Tarantino. The Handmaiden es una delicia protagonizada por dos actrices brutales como Min-hee Kim y Kim Tae-ri, y que con impactante narrativa adapta la obra "Falsa identidad" de Sarah Waters. Pese a sus cerca de dos horas y media de duración Park Chan-wook te atrapa, te enreda en su madeja, te excita pero sin dejarte respirar ni un minuto. Personalmente la mejor película del festival con permiso de Nicolas Winding Refn, muy diferentes pero en su estilo ambas perfectas.

Cartel de The Handmaiden
Cartel de The Handmaiden

 

Bueno, comienzo con el repaso a la breve visita que he hecho este año al Festival de Sitges. A diferencia de ediciones anteriores, esta vez opto por las entradas resumen para no dejar nada en el tintero. Mejor que hacer mini reviews independientes, cuatro entradas como los días que he estado por la ciudad catalana y fin.

El pasado martes día 11 la cosa se repartió entre los films debut Let me Make You a Martyr de Corey Asraf y John Swab y Trivisa de Frank Hui, Jevons Au y Vicky Wong, el cambio de registro de Ti West con In a Valley of Violence, y el descontrolado viaje Dog Eat Dog de Paul Schrader. Poco puedo contar de la primera y la última. Tanto Let me Make you a Martyr como Dog Eat Dog son productos, no puedo defenderlos, infumables, eriales en toda regla que no hay quien soporte.

Let me Make you a Martyr tiene probablemente la historia más absurda y sin sentido en años, regada además con la intrascendente (que no os vendan otra cosa) aparición de Marilyn Manson en un papel de pseudo-villano de medio pelo. Tras pasar un tiempo en prisión, el protagonista (el amigo Niko Nicotera) regresa al pueblo en el que su novia y padre (Mark Boone Junior de "Sons of Anarchy") viven. Pero es llegar y comienza a morir el personal. Amigos del pasado que acaban agujereados, amigos de su padre que terminan agujereados, camellos que de tanto agujero necesitarán ropa nueva, padre, hijo y novia que no quieren quedarse atrás entre tanta perforación. En medio una niña secuestrada que no se entiende su presencia pero que está ahí porque a alguien le apetecía. Un cagarro. Pues eso, una opera prima destinada a sesiones tardías de festivales.

Dog Eat Dog de Schrader es, como reconocía el propio director con cara de sorpresa cuando le dieron el premio Máquina del Tiempo, un trabajo por el que nadie le recordará. El guionista de obras icónicas como Taxi Driver o Toro Salvaje (Raging Bull), cuenta con un reparto encabezado por Nicolas Cage y Willem Dafoe y sin embargo se embarca en una paranoia donde el exceso sirve para poco más que para levantar un dolor de cabeza de muy señor mío. Una historia que podría resultar medianamente entretenida desemboca en un viaje de excesos protagonizado por un hiperactivo, cargante y sobrepasado Dafoe… Pues sí, esperabais leer Cage pero hasta está comedido en comparación. El resultado resulta tan intrascendente como con la anterior.

Trivisa, film llegado de Hong Kong, apadrinado por el mismísimo Johnny To, y dirigido a tres bandas, es, dentro de su falta de ritmo, un thriller competente dentro del mundo del hampa de finales del siglo pasado. Tres gángsters venidos a menos se enfrentan al destino que no pueden evitar. El paso del tiempo ha transformado a los que en otro momento fueron los grandes nombres del mundillo en una sombra de lo que llegaron a ser. Curiosos relatos, cada uno en su estilo y con su historia, con un regalo muy de agradecer…una completa visita a la corruptela que tan bien conocemos en estas tierras y que asola otras. Se ve que hay millones de Luis Barcenas en Hong Kong y que todos quieren un trozo del pastel.

La mejor del día sin lugar a dudas fue In a Valley of Violence. El film de Ti West es una del oeste con buenas dosis de comedia, y que cuenta en su reparto con rostros sobradamente conocidos como los de la estrella Ethan Hawke, las crecientes Karen Gillan y Taisa Farmiga y, redoble de tambores, un John Travolta en su mejor papel en muchos años. Un western clásico con los tópicos del género: héroe solitario, pueblo de mala muerte, malas pulgas y excesos de autoridad. La verdad, meterse con el cowboy equivocado puede acabar provocando un violento despiporre. Sorprende el giro dentro del cine de Ti West. A recuperar cuando llegue de forma oficial a esta parte del planeta, a ver si tenemos suerte.

Conclusión, casi hago bacarrá el martes. Menos mal que In a Valley of Violence cumplió con las expectativas que tenía sobre ella.

Primer cartel de In a Valley of Violence
Primer cartel de In a Valley of Violence

Los comentarios están desactivados
Publicado por Uruloki en
 

Llega el primer trailer de El bar (2017) de Álex de la Iglesia y bravo, bravo y bravo! Protagonizada por Blanca Suárez, Mario Casas, Secun de la Rosa, Jaime Ordóñez, Carmen Machi, Terele Pávez, Joaquín Climent, Alejandro Awada, Jordi Aguilar, Diego Braguinsky y Mamen García, el próximo 24 de marzo, falta un mundo, podremos disfrutar de esta muy llamativa propuesta del director bilbaíno.

Nueve de la mañana: un grupo de personas absolutamente heterogéneo desayuna en un café en el centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa: Al salir por la puerta, recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerle. Están atrapados.

Esta es la premisa pero el trailer va mucho más allá. Desde luego tienen todo mi interés, a ver si el icónico Álex de la Iglesia vuelve a levantar pasiones, que ya va haciendo falta.

Cartel de El bar de Álex de la Iglesia
Cartel de El bar de Álex de la Iglesia

Publicado por Uruloki en
 

Los caminos del señor son inescrutables, y las decisiones y apuestas de Legandary son impredecibles. Supongo que será por su vinculación con Wanda, pero esto de La Gran Muralla (The Great Wall, 2017) apunta a producto atronadoramente estándar con nada que aportar a nuestro día a día si hablamos de modelo blockbuster llegado de Hollywood. Da igual que esté Matt Damon, Pedro Pascal o Willem Dafoe, estamos ante una película que ya hemos visto o al menos el trailer es lo que augura. Ni que el prometedor Max Brooks sea parte del proyecto me alegra, más viendo que esto recuerda y mucho a ciertos momentos horda zombi enjambre ya explotados sobre escritos de este mismo autor. ¿En serio aparece Brooks en los crétidos y optas por recrear la secuencia más absurda de la "adaptación" de uno de sus mejores libros? El nuevo trailer os aportará algo de luz al respecto y así podemos seguir hablando…

Sigo sin embargo conservando algo de esperanza porque tras el proyecto está Zhang Yimou y gracias a él pudimos ver delicias donde la acción, el romance y lo oriental funcionaban de perlas… Hero (Ying xiong) o La casa de las dagas voladoras (Shi mian mai fu). Además, el trabajo de Yimou, aunque hablemos ya de hace muchos años, llegó a emocionarnos gracias a emblemáticas obras como La linterna roja (Da hong deng long gao gao gua). Eso sí, hace tiempo que no reviso su obra, y la última que me eché en cara, Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos (San qiang pai an jing qi), aunque simpática era un pelín tediosa. Pues nada, de nuevo el trailer de La Gran Muralla ahora doblado al castellano de Castilla.

Ala, tras esto ya no queda mucho más que decir. Sólo verla en pantalla grande nos descubrirá si La Gran Muralla se queda en eso o se transforma en La Gran Morralla. ¿Albergáis alguna esperanzan?

Un salto al vacío esta La Gram Muralla
Un salto al vacío esta La Gram Muralla

Publicado por Uruloki en
 

Probablemente uno de los avances que más está dando que hablar en las últimas horas, junto a otro que sacaré dentro de un rato. John Wick: Chapter 2 (2017) de Chad Stahelski es lo mejor que le podría haber pasado a Keanu Reeves en, puede que, su momento profesional más bajo de notoriedad. Al igual que ocurriera con Liam Nesson hace unos años, Reeves se encumbra y se coloca en un puesto destacado, el top, dentro del grupo de actores veteranos que mutan en iconos del mejor cine de acción. Tras debutar hace un par de años con John Wick: otro día para matar (John Wick), peliculón injustamente tratado en su distribución, Reeves vuelve a ponerse en la piel del profesional del crimen más laureado de todos los tiempos… John Wick. Además, vale la pena fijarse que esta sangría servirá para el reencuentro entre Neo (Keanu Reeves) y Morfeo (Laurence Fishburne). Junto a estos tenemos a Ian McShane, Ruby Rose, Peter Stormare, John Legizamo o Lance Reddick. ¡No se puede pedir más!

De regalo un nuevo cartel, francamente molón, acompañado por la sinopsis oficial.

El legendario asesino John Wick (Keanu Reeves) se ve obligado a salir de su retiro por un antiguo socio inmerso en un complot para controlar la siniestra hermandad internacional de asesinos. Obligado por un juramento de sangre, John viaja a Roma para ayudarle; allí se enfrentará a algunos de los asesinos más letales del mundo.

Mola este cartel de John Wick: Chapter 2
Mola este cartel de John Wick: Chapter 2

Publicado por Uruloki en
 

A un nivel similar de explotación, o exploitation, que el avance de Resident Evil: The Final Chapter tenemos el trailer de Underworld: Blood Wars (2016), ahora en manos de Anna Foerster. Esta vez la historia es de traca… vuelve Kate Beckinsale como Selene para mutar en una especie ser ultrapoderoso con mechones blancos. Junto a la Beckinsale que, salvo una aunque con cameo, ha estado en todas, regresan Theo James y Charles Dance, a los que se unen Tobias Menzies y Laura Pulver. Otra franquicia a la que le perdí ya hace tiempo el respeto… no aportan nada de nada y resultan cansinos (que no caninos).

De regalo un pack de carteles con esos personajes donde Screen Gems pretenden que poses los ojos. Aquí la sinopsis…

Underworld: Blood Wars supone la quinta y última película de esta saga de vampiros y licántropos. Mientras los humanos quedan relegados a servir como su alimento, las dos razas recobran poco a poco nuevas y originales fuerzas al margen de la humanidad. La guerra en el inframundo aún no ha acabado y la lucha continúa sin descanso. Para Selene este conflicto milenario se ha convertido en algo personal ya que todas las personas que ha amado han sido siempre perseguidas y capturadas. Ahora un nuevo enfrentamiento se está gestando y el día señalado al fin ha llegado.

Kate Beckinsale, inmortal en Underworld: Blood Wars
Kate Beckinsale, inmortal en Underworld: Blood Wars

Charles Dance, Tobias Menzies y Theo James, puede que no inmortales en Underworld: Blood WarsCharles Dance, Tobias Menzies y Theo James, puede que no inmortales en Underworld: Blood WarsCharles Dance, Tobias Menzies y Theo James, puede que no inmortales en Underworld: Blood Wars
Charles Dance, Tobias Menzies y Theo James, puede que no inmortales en Underworld: Blood Wars

Los comentarios están desactivados
Publicado por Uruloki en
 

Hace tiempo que dejé de ser amigo de la saga Resident Evil. El colega Paul W.S. Anderson y su señora Milla Jovovich siguen explotando como si no hubiera mañana esta franquicia que, aunque económicamente beneficiosa, está más gastada que una suela de zapato. Resident Evil: The Final Chapter (2017) es, aparentemente, el final de Alice y nada mejor para ello que reencontrarse con viejos compañeros de aventura como Claire Redfield (Ali Larter), Albert Wesker (Shawn Roberts) o el Dr. Alexander Isaacs (Iain Glen). El resto pues tiros, explosiones y criaturas de las que aparecen, supongo, en la versión videojuego de esta saga. Apunta a combinación de estilos entre la desértica Resident Evil: Extinción (Resident Evil: Extinction) de Russell Mulcahy, junto a Resident Evil 2: Apocalipsis (Resident Evil: Apocalypse) única sin Anderson al frente, y las últimas partes de la saga, como la inefable Resident Evil 5: Venganza (Resident Evil: Retribution). Luego mirando al futuro… ¿hay posibilidad de reenfoque?

Y otro cartel más de Resident Evil: The Final Chapter
Y otro cartel más de Resident Evil: The Final Chapter

Publicado por Uruloki en
Página 4 de 67« Primera...23456...102030...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR